Una ofensa que los gobiernos pidan dinero para ayudar a los damnificados: Obispado

“Vergüenza tendría que darles a los gobiernos de estar pidiendo dinero para recaudar recursos económicos  y ayudar a los estados de Oaxaca, Puebla, Chiapas  tras el sismo que se presentó el pasado jueves” así lo indicó Carlos Alberto Alvarado Quezada, vocero de la Diócesis de Aguascalientes, quien dijo que en teoría los gobiernos tendrían que tener programas sociales por si se presentan desastres naturales para que  de esa manera ayuden a los afectados, esto se derivó a que en el Senado de la República abrieron una cuenta bancaria para ayudar con víveres a los estados con mayor afectación.

Asimismo el vocero de la diócesis dijo que los gobiernos solamente se preocupan  por la ciudadanía cuando hay desastres naturales, sin embargo no debería de ser así ya que una vez que concluye la afectación nuevamente cada gobierno se olvida del pueblo y los deja morir a su suerte.

Deja un comentario