Entre 30% a 40% se ha depreciado el valor del mezcal elaborado en Aguascalientes.

En agosto se cumplen dos años de que los productores aguascalentenses de mezcal dejaron de exportar bajo dicho nombre, una situación que les ha cerrado las puertas en España, Estados Unidos y Francia, que eran sus principales mercados, a los cuales enviaban un aproximado de entre 1,200 y 1,400 botellas cada dos meses.

La producción ha disminuido un 20% y las importaciones cayeron un 80%, pues se han visto obligados a limitarse a las ventas en el mercado doméstico; agregó que estaban por cerrar un contrato con un casino de Las Vegas destilado tradicional de Aguascalientes, pero la pandemia de Covid-19 frenó la comercialización.

Enrique Bañuelos Rayas, vicepresidente del Comité Sistema Producto Maguey Mezcal, comentó que sin la denominación de origen el producto baja de categoría, sin importar la calidad con la cual haya sido elaborada la bebida y que el productor cumpla con los lineamientos de la norma 070.

Entre 30% a 40% se ha depreciado el valor del mezcal elaborado en Aguascalientes, pues los productores están obligados a comercializarlo como “destilado tradicional de Aguascalientes” a causa de la disputa por la denominación de origen, un pleito legal que se va a extender porque la pandemia frenó la actividad en los tribunales.

Enrique Bañuelos señaló que esta problemática se ha complicado porque la pandemia detuvo las labores en el Poder Judicial de la Federación, lo cual, traerá retrasos en la resolución del conflicto que inició ante los amparos que interpusieron los productores oaxaqueños.

Sostuvo que el consumidor nacional y extranjero ya tienen en la mente la marca mezcal, lo cual representa un obstáculo para la comercialización del producto que se elabora en Aguascalientes, pues no recibe en el mercado el valor económico que le corresponde.

Deja un comentario