Mitos sobre la vacuna contra la influenza.

¿Es importante ponerme la vacuna?
Sí, está por comenzar la temporada de influenza, la mayoría de los casos se presentan en los meses de noviembre, diciembre y enero.

¿Cuáles son las reacciones?
Todas las vacunas pueden ocasionar efectos adversos que, en la mayoría de los casos, se pueden considerar leves e inofensivos..

– Dolor en el sitio de la aplicación.
– Rubor o eritema (lesión cutánea caracterizada por enrojecimiento)
– Algún síntoma parecido a un cuadro gripal por la respuesta inmune del organismo.

Si tienes alguna reacción lo aconsejable es:
– Mantenerte hidratado con agua natural, no tomes bebidas azucaradas durante las primeras 24 horas después de la aplicación.
– Guarda reposo. Baja tu ritmo, no hagas ejercicio y dale oportunidad a tu cuerpo de actuar.
– Si es mucho el malestar, toma un paracetamol

Si me pongo la vacuna, ¿me enfermo de influenza?
Hay vacunas que se llaman vacunas de virus vivos atenuados, es decir, virus “atarantados” que ayudaban al sistema inmunológico a reaccionar.
Pero ahora, el biológico está hecho de trazas de la partícula del virus que lo asemeja, pero no tiene material genético.

Me puse la vacuna, ¿por qué me enfermé?
Acuérdate que el biológico tarda unas semanas en brindar protección, si te la aplicas y a los cinco días te da influenza es que el virus entró cuando todavía no tenías anticuerpos para defenderte.

¿Quién se la debe aplicar?
Todos, pero se recomienda en grupos vulnerables.

 “No me vacuno porque me debilito y me da Covid-19”
Falso. El Covid-19 no tiene nada que ver con la influenza, ponerte la vacuna ni aumenta ni reduce el riesgo de que el virus SARS-CoV-2 entre a tu organismo, pero eso sí, te dará las defensas que necesitas para que si te enfermas de influenza no te “pegue” con todo y se puedan confundir los síntomas, recuerda que son muy similares.

Y si no me la pongo…
Tienes riesgo de enfermarte y tener coinfecciones, es decir, que otro virus te ataque y ojo, podría ser Covid-19.