El estado de Texas sufrió de una caída de producto interno bruto por la ausencia de mexicanos.

El estado de Texas sufrió de una caída de producto interno bruto de 4 mil 926 millones de dólares  durante los primeros 8 meses, por la ausencia de mexicanos, ya que han dejado de gastar los Shoppers mexicanos en comercios, hospedajes y restaurantes en los nueve condados texanos que hacen frontera con el país, esto  informado por un análisis de Baker Institute.

Basándose en ventas y estadísticas  por año pasados, el institute también revela que la falta de compradores mexicanos también repercutió en los ingresos fiscales del Estado, con una caída de 246.6 millones de dólares, mismo que describió que la afectación se debe a los mexicanos locales, que viven en la frontera y que son importantes en la economía de región texana.

El 62 por ciento de caída de  cruces de turistas mexicanos en el periodo de abril-septiembre mismo que se mantiene en el periodo de noviembre-diciembre, por el motivo del cierre de fronteras a viajes no esenciales y misma que se mantendrá cerrada hasta el próximo 21 de enero del 2021, según las autoridades mexicanas y estadounidenses.