TRUMP ROMPE EL SILENCIO CON LA PRENSA Y DA CONFERENCIA COMO PRESIDENTE ELECTO
Foto tomada de expansión.mx

TRUMP ROMPE EL SILENCIO CON LA PRENSA Y DA CONFERENCIA COMO PRESIDENTE ELECTO

Este es el primer encuentro del presidente electo de Estados Unidos con la prensa desde julio, y se da a menos de dos semanas de que llegue a la Casa Blanca.

TRUMP BUSCARÁ RECUPERAR EL NEGOCIO FARMACÉUTICO

El presidente electo de Estados Unidos dijo que buscará recuperar la industria farmacéutica en el país, ya que "consumimos los medicamentos, pero no se producen aquí".

Trump aseguró que será "el mayor presidente para los empleos" en el país y se congratuló porque, a unos días de iniciar su administración en la Casa Blanca, empresas multinacionales, como el gigante de comercio chino Alibaba, han anunciado inversiones en Estados Unidos.

El presidente electo felicitó a Fiat Chrysler y a Ford, automotrices que anunciaron inversiones en Estados Unidos desde la semana pasada.

 

UNA ANSIADA CONFERENCIA

El presidente electo Donald Trump se enfrenta a su día más importante desde las elecciones.

Su conferencia de prensa, la primera desde que ganó en las urnas, ya se estaba perfilando como un importante rito de paso para alguien que está pasando por una transformación de un candidato enojado a un presidente estadounidense. Pero las nuevas acusaciones que implican a Rusia seguramente inyectarán una tensión adicional.

La conferencia de prensa, programada a las 10:00 horas, llega después del reportaje exclusivo de CNN este martes según el cual el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente electo, Donald Trump, recibieron la semana pasada documentos clasificados con acusaciones de que agentes de Rusia aseguran tener información personal y financiera sobre Trump, según le revelaron a CNN múltiples funcionarios de Estados Unidos con conocimiento directo de las sesiones informativas que ambos recibieron.

Estas acusaciones figuran en una sinopsis de dos páginas anexada a un informe sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. Las denuncias surgen, en parte, de memos compilados por un exagente de inteligencia británico, cuyo trabajo anterior consideran creíble los funcionarios de inteligencia estadounidense. El FBI investiga la credibilidad y precisión de estas acusaciones, fundamentadas, principalmente, en datos de fuentes rusas, pero aún no ha confirmado muchos detalles esenciales en los memos sobre el presidente electo.

Los reportes clasificados de la semana pasada fueron presentados por los cuatro jefes principales de Inteligencia: el director nacional de Inteligencia, James Clapper; el director del FBI, James Comey; el director de la CIA, John Brennan, y el director de la Agencia Nacional de Seguridad, el almirante Mike Rogers.

Tras la publicación de esta información, el propio presidente electo tuiteó lo siguiente este martes: "Noticias falsas. ¡Una cacería de brujas política total!". Pero inicialmente, su equipo de transición declinó repetidas solicitudes de comentar al respecto.

Trump realizará su esperada conferencia de prensa 169 días después de su última intervención pública y más de dos meses después de su elección.

Antes de Trump, cada presidente electo había hecho una conferencia de prensa pocos días después de su victoria. Trump originalmente programó lo que describió como una "importante conferencia de prensa" el mes pasado, donde debía discutir planes para evitar conflictos de intereses relacionados con sus negocios, pero su equipo de transición lo pospuso sólo días antes de la fecha programada.

Cualquier otro retraso representaría otro golpe a un ya tambaleante cuerpo de prensa. Los ataques de Trump a los medios de comunicación, un sello distintivo de su campaña, no han disminuido desde su elección. Y además del retraso de la conferencia de prensa, el equipo de Trump ha señalado que quiere cambiar otras tradiciones.

Reince Priebus, elegido por Trump como el jefe de personal, dijo el mes pasado que el gobierno entrante podría hacer retoques a los informes de prensa diarios de la Casa Blanca, que datan de la presidencia de William McKinley.

Para los reporteros, la conferencia de prensa de este miércoles será una rara oportunidad para cuestionar a Trump, que en gran medida ha mantenido a los periodistas a distancia desde su impresionante victoria en noviembre. Ha habido tensiones entre los medios de comunicación y su equipo entrante, impulsada en parte por las declaraciones de los ayudantes de Trump de hacer cambios en la forma en que la Casa Blanca interactúa con la prensa. Trump quizás reciba preguntas sobre este tema.

 

 

Fuente: Expansión

Deja un comentario