• Soft
  • Posted

El Templo de las Muñecas y el encuadre astral

Desde que el arqueólogo yucateco, Víctor Segovia, descubrió el fenómeno de luz y sombra durante el equinoccio de primavera en la zona arqueológica de Dzibilchaltún en Mérida en 1982, el afluente de turistas ha incrementado hasta alcanzar los 20 mil presentes durante el evento arqueo-astronómico el 21 de marzo y 21 de septiembre.

 

Templo de las Siete Muñecas, toma este nombre por las siete figurillas de pequeño tamaño que se encontraron en su interior. Éstas se encuentran en exhibición en el Museo ubicado en la entrada de la zona arqueológica.

 

El significado del número siete en la cultura maya era importante, pues era la suma del número 3 que representaba a la mujer y el número 4 que representaba al hombre. Las siete muñecas encontradas también representan los planetas y posibles gobernantes de esta tierra.

 

Existe un camino blanco, llamado por los mayas "sacbé", delimitado de piedras que te guían hacia el Templo de las Muñecas. La puerta de este templo encuadra al sol el 21 de marzo, lo que dicta para los mayas el inicio de las lluvias, o el término de la época de siembra. Mientras que el 21 de septiembre la luna es el astro que se coloca en el rectángulo de entrada.

 

Dzibilchaltún cuenta con un cenote abierto con lirios flotantes en la superficie. Además de una iglesia perteneciente al periodo preclásico en medio de las ruinas. Esta estructura española se construyó con piedras de las ruinas mayas, por lo que en algunas de sus estructuras aún se distinguen jeroglíficos y grecas mayas.

 Vía Equilibrio.mx

Deja un comentario