Opinión

#Opiniones Imagogenia

Para darnos una idea del contexto en el que se darán las próximas elecciones es inevitable hablar de cómo percibimos al político tanto en lo nacional como en lo estatal. 

Como paréntesis recordemos que Víctor Gordoa dice que la imagen es percepción, y que si bien no necesariamente lo que percibimos es es real si es la imagen real que se tiene en una colectividad sobre un tema determinado. 

La Puntuación del Índice de Percepción de la Corrupción correspondiente a un país o territorio indica el grado de corrupción en el sector público según la percepción de empresarios y analistas de cada país, entre 100 (sin corrupción) y 0 (muy corrupto) este 2016 México ocupa el lugar 123 –de entre 176 naciones- con un puntaje de 30, cabe destacar que en 2015 y 2014 tenía un puntaje de 35.

Los candidatos de cualquier partido deben de considerar que según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2015 realizada por el INEGI el concepto "corrupción" está en segundo lugar con 50.9% de las menciones, sólo después de la inseguridad y antes que el desempleo y la pobreza.

Consulta Mitovsky en su encuesta que realiza sobre la Confianza en las Instituciones 2016 destacan que las peores instituciones medidas de confianza son los partidos políticos –recordemos que estamos en pleno año electoral en el estado- con un 4.8 de calificación, los sindicatos con un 4.9, los diputados y la policía con un 5.0, ¿cómo va a creer el ciudadano en la democracia si no confía en los partidos que la ostentan? Queda claro que su imagen está muy mal encaminada y esto afecta en gran medida en la imagen de sus candidatos. 

Por su parte, el gabinete de comunicación estratégica realizó un estudio que se publicó en 2016 con una muestra de 19,200 personas y preguntó sobre la percepción del país considerando tres conceptos: avanza, retrocede o está estancado. Tristemente el 81.1% percibe al país como estancado o en retroceso una visión muy triste respecto del potencial que tiene nuestro país. 

Específicamente los habitantes del Estado de México consideraron en un  84.7% que el país está en dicha situación, mientras que los números específicos para nuestra entidad los encuestados consideraron que el Estado de México está avanzando en un 32.2% y un 65.6% pone al estado como estancado o en retroceso tanto así que el 62.6% de los mexiquense encuestados consideró que las cosas salen del control del gobernador. 

Estás preguntas aunque simples hablan de un panorama en el que el político tiene la obligación de cambiar la imagen que ha desarrollado a través de los años respecto de lo político y sobre lo social en el Estado de México. 

Tanto así que el mexiquense otorgó un 4.8 en promedio -dónde 0 es totalmente insatisfecho y 10 es totalmente satisfecho- respecto de la labor del gobierno de su estado por su bienestar, en satisfacción de seguridad el promedio nacional fue de 3.9 mientras que el del Estado de México fue de 3.4, el próximo aspirante debe de trabajar mucho en materia de seguridad; este rubro coincide con los principales problemas que percibe el mexiquense: Inseguridad/Delincuencia como el número uno con un 32.3% y Corrupción/Impunidad con 16.4%. 

Sin embargo la pregunta que más llamó mi atención fue la siguiente "Si el gobernador de su estado, fuera su vecino y usted tuviera que ausentarse de su casa por varios días, ¿le confiaría las llaves de su casa?" El 78.9% dijo que no. Hay que recordar que el hogar simboliza el recinto en el que están desde la familia y sus recuerdos -es decir, lo más íntimo- hasta los objetos de mayor valor, es el lugar en el que nos sentimos seguros. 

Si bien las encuestas no son determinantes ni por ellas se gana o se pierde una elección, si plantean un panorama interesante de la entidad, la imagen mal encaminada del gobierno y su sistema de administración pública, el político y la política ligado a la corrupción y la gran labor que debe de hacer esta esfera social para trabajar su imagen de forma estratégica. 

Martha Nava Argüelles 

Suscribirse a este canal RSS