Aún puede renunciar el Auditor Superior o será removido: Maurilio Hernández

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso mexiquense, Maurilio Hernández, dijo que si no renuncia a más tardar el 22 de mayo se iniciará el proceso legal para concretar su remoción, pues no confían en él y aseguran que falló en su encargo.

El titular del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM), Fernando Baz Ferreira, tendrá hasta el viernes 22 de mayo para presentar su renuncia voluntaria, pues de lo contrario la LX Legislatura de la entidad iniciará un procedimiento legal para removerlo del cargo, informó el presidente de la Junta de Coordinación Política, Maurilio Hernández González.

Recordó que por la opacidad y falta de eficiencia detectada en el órgano fiscalizador durante la revisión del informe de la Cuenta Pública 2017 de la entidad y sus municipios, los legisladores acordaron iniciar un proceso de reestructuración del ente, comenzado por la destitución de su titular y dijo que en razón de la urgencia con la que se requieren los cambios, se estableció un plazo para la presentación de la renuncia del auditor superior.

Señaló así que si el funcionario no presenta la renuncia a más tardar el 22 de mayo, se avanzará con el procedimiento de remoción que contempla la Ley de Fiscalización del estado, el cual implicaría la suspensión del titular del OSFEM para realizar la investigación y permitiría a la Legislatura intervenir el órgano, por lo que se trata de una decisión irreversible.

“Ya hemos hablado con el auditor, para efecto de que presente su renuncia ante todas las evidencias, estamos en espera de su respuesta, si no la presenta, vamos a actuar conforme a la ley y de acuerdo al mandato de la Legislatura, o sea, es irreversible la decisión y la vamos a tener que concluir así”.

Hernández González señaló que por decisión de legislaturas anteriores, el auditor superior gozaba de facultades supralegislativas que le permitían designar o destituir personal sin vista al Congreso, por lo que con su destitución los diputados locales podrán comenzar la reestructuración del órgano y definir con base en resultados quiénes se queda y quiénes se van.

De no presentarse la renuncia voluntaria, se advirtió que en el proceso de remoción que dura 30 días, podrían formularse denuncias penales ante las instancias correspondientes.

Alberto Dzib

@albertodzib666

Modificado por última vez en Jueves, 23 Mayo 2019 07:34

Deja un comentario