Redacción Redacción

Atendió 34 mil denuncias en dos años la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes

Lo que más se denuncia actualmente es la violencia física, omisión de cuidados, abandono y violencia sexual y gracias a las modificaciones legales cualuier persona puede denunciar para que la Procuraduría intervenga y proteja a los menores.

La Procuraduria de Protección a Niñas Niños y Adolescentes, dependiente del DIFEM, dado el impulso que ha tenido su actividad así como la confianza de más gente que se entera de su existencia y denuncia casos de maltrato, a mitad de 2019 ha antendido mas de 19 mil denuncias, por lo que en dos años de existencia están superando 34 mil, las cuales se procesan con la participación de diferentes dependencias, aseguró Cristel Yunuen Pozas, titular de esta instancia defensora de los menores.

Hoy la Procuraduria ofrece protección integral desde 0 a 14 años, para garantizar los 21 derechos de los niños, niñas y adolescentes; por ejemplo si un niño es maltratado, tiene desnutrición grave, no va a la escuela, no tiene acceso a servicios de salud, está siendo violentado psicológica o sexualmente, también brinda ayuda niños migrantes cuando viajan sin compañía de un adulto o son separados de su familia, así como aquellos que viven con madres privadas de su libertad.

A decir de la Procuradora, actualmente el 70 por ciento de las procuradurías municipales son especializadas conforme al modelo de Protección actual, pero aún hay que avanzar más en ese sentido.

La Procuraduria es la única instancia en el Estado de México que está facultada para atender todo el esquema completo de derechos de los niños y niñas y lo que más se denuncia actualmente es la violencia física, omisión de cuidados, abandono y violencia sexual. Cuando una niño es violentado en alguno de sus derechos se violentan todos, afirma Cristel Pozas.

Hoy se está superando la intimidación que sufrían los menores que impedía que denunciaran, porque cualquiera puede denunciar cualquier caso de maltrato de un niño y eso facilita la intervención de la Procuraduria y se reciben denuncias por todos los medios.

A la fecha tienen a 300 chicos atendidos en los centros de asistencia social y gracias a la simplificación de procesos jurídicos, se ha logrado reducir el tiempo de adopciones de 36 a 6 meses y en caso de los niños que sufren algún maltrato.

En dos años en 200 casos los menores fueron reintegrados rápidamente a redes familiares, con adultos significativos, porque el mejor lugar para un niño no es un centro de asistencia por mucho cuidado que se les pueda dar.

El reto para la Procuraduria es ayudar a erradicar el trabajo infantil, enfrentar el embarazo adolescente mediante campañas de concientización, ya que no se considera el aborto como la mejor opción y por ello se promueve preferentemente dar en adopción a los bebés que son producto de embarazos no deseados.

Deja un comentario