¿Qué son las plataformas digitales y cómo operan en México?

Las plataformas digitales operan sobre internet, las cuales comunican y enlazan a diferentes grupos de usuarios.

Las plataformas digitales comunican, conectan y enlazan a los grupos de usuarios que intercambian bienes o servicios; pero, como tal, LAS PLATAFORMAS NO PRESTAN EL SERVICIO O REALIZAN LA VENTA.

Su operación involucra interfaces (por ejemplo, aplicaciones móviles y/o sitios web) y todas estas comunicaciones electrónicas ocurren sobre redes de telecomunicaciones (internet y redes públicas de telecomunicaciones). Además, permiten el acceso a la plataforma, generando así un mercado de múltiples lados, donde cada lado participa un grupo de usuarios que se conecta a la plataforma para tener acceso a los demás grupos de usuarios o lados.

Las plataformas que permiten comunicar y enlazar por medios electrónicos, sobre internet, a diferentes grupos de usuarios, y constituyen mercados de múltiples lados son: redes sociales, comunicación para chats, llamadas y video-llamadas, motores de búsqueda, servicios de distribución de audio y video, y aplicaciones de economía colaborativa.

Las plataformas que son OTT son las que proveen el servicio de distribución de contenidos audiovisuales a través de internet, cuya operación comparte similitudes con servicios de telecomunicaciones como TV de paga o TV abierta.

Las plataformas digitales pertenecen al sector de telecomunicaciones, ya que sus funciones específicas son las de comunicar, conectar y enlazar, por medios electrónicos,sobre internet, a diferentes grupos de usuarios. Dicho con más detalle, la operación de las plataformas digitales presenta características técnicas y funcionales, así como una fuerte interdependencia con las redes y los servicios de telecomunicaciones, incluyendo el internet, y son parte de su cadena de valor.

Emplean enlaces dedicados, centros de datos, cómputo en la nube, así como la programación y el desarrollo de algoritmos. Funcionan con redes físicas —fijas, móviles y satelitales— que permiten el enrutamiento y procesamiento de los paquetes de datos de cada uno de los servicios a través de internet y las redes, hasta su recepción en los equipos terminales de los usuarios.

Asimismo, El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) es el órgano especializado para analizarlas porque las plataformas digitales ofrecen una modalidad novedosa de comunicaciones electrónicas sobre internet para enlazar a grupos de usuarios, así como las comunicaciones electrónicas (en cualquier modalidad) forman parte de las telecomunicaciones y el IFT es la única autoridad competente para actuar en materia de competencia y como regulador sectorial en el sector de telecomunicaciones.

El caso de Uber y Cornershop tiene lugar en los mercados que corresponden a las plataformas digitales, no en los mercados de comercialización de bienes o servicios. 

Cornershop no es la que vende los bienes o servicios. Su actividad económica como plataforma digital consiste en ofrecer comunicaciones electrónicas a sus grupos de usuarios para que ellos acuerden intercambios comerciales. Son los grupos de usuarios quienes realizan actividades de comercio electrónico, pero en un mercado distinto —un aftermarket.

Es del interés del IFT desarrollar criterios favorables para el desarrollo de las plataformas digitales y no crear barreras a la entrada que impidan el surgimiento de modelos de negocios innovadores y que no son una mera extensión de la provisión de productos en mercados tradicionales.

Deja un comentario