Restauranteros del Edoméx se reportan listos para semáforo naranja

El presidente de Canirac en el Valle de Toluca, Mauricio Massud aseguró que desde hace 2 meses se ha trabajado en los protocolos de sanidad y no habrá improvisaciones en la reapertura

 

Con la afirmación de que por más de 2 meses se ha trabajado en la preparación de protocolos para evitar contagios de Covid-19 en los establecimientos, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en el Valle de Toluca, Mauricio Massud Martínez, aseguró que el sector está listo para operar una vez que el semáforo de riesgo epidemiológico cambie a naranja en el Estado de México.

El líder de Canirac, resaltó que probablemente con el retorno a la actividad desde la siguiente semana como lo anunció este viernes el gobierno estatal, se publique el protocolo aplicable en los negocios de comida, pero que desde hace más de 8 semanas el sector ha ajustado detalles junto con autoridades estatales y federales por lo que desde el primer momento de reapertura, los establecimientos formales implementarán las medidas correctas, sin improvisaciones.

Recordó que estas acciones tienen que ver con el distanciamiento, sanitización constante de espacios con productos certificados, control de acceso de trabajadores, proveedores y clientes, además de un aforo permitido de entre 30 y 40 por ciento en semáforo naranja, por lo que sostuvo que la ciudadanía puede tener la confianza de volver a consumir en los restaurantes sin riesgos sanitarios.

“Nosotros ya estamos listos para recibir a la gente con las condiciones del semáforo naranja, entonces si la invitación a que se sientan seguros y que van a encontrar establecimientos que van a cumplir al 100% y hablo de los establecimientos afiliados a Canirac y de los no afiliados pero que también son formales y son conscientes de que el tema de salud es prioritario”.

En términos económicos, Massud Martínez reconoció que para hacer rentable la reapertura de restaurantes en la entidad, deberán tomarse medidas internas como plantilla laboral recortada y precaución en los costos operativos a fin de que el 30 o 40 por ciento de aforo que se permitirá inicialmente en los negocios del ramo, permita que ingrese algo de lo que se ha perdido durante más de 100 días sin servicio dentro de los establecimientos.

Agregó que se tiene una expectativa conservadora en razón de que el riesgo de contagios continuará pese al cambio de semáforos, pero insistió en que los restaurantes están preparados para no ser focos de riesgo y continúan con el servicio para llevar o a domicilio.

Alberto Dzib

@albertodzib666

Modificado por última vez en Viernes, 03 Julio 2020 19:49

Deja un comentario