Karina Ramirez Karina Ramirez

Azúcar no proporciona energía, al contrario, la quita y perjudica la salud: IMSS

#IMSS

  • Acércate a los nutriólogos del IMSS para obtener una dieta saludable y balanceada.

Aunque el azúcar proporciona energía al cuerpo, si se consume tan sólo con esa intención es un grave error nutricional, ya que puede provocar un agotamiento extremo y poner en riesgo la salud.

La nutrióloga Ivonne Montaño Luna, adscrita al Hospital General Regional (HGR) No. 196 de IMSS Edomex Oriente, explicó que consumir un dulce más o un postre extra no mejora el rendimiento físico y pone en riesgo la salud ya que produce el efecto contrario y aumenta el cansancio y disminuye el estado de alerta.

Comentó que investigaciones realizadas en Universidades del Reino Unido y Alemania (Warwick, Lancaster y Humboldt), se detallaron los efectos del exceso de azúcar en las personas, y se demostró que no influye en el estado de ánimo, produce ira, modifica el estado de alerta y beneficia la aparición de la depresión y la fatiga. 

“En dichos estudios se concluye que el consumo de azúcares no causa ningún efecto sobre el estado de ánimo, sin importar la cantidad consumida, y quienes consumían azúcar reflejaban signos de cansancio y menos respuesta ante signos de alerta”, comentó la especialista.

Explicó que ante el riesgo que representa una supuesta “carga rápida de energía”, se debe evitar consumir azúcar en demasía, dado que puede crear un serio perjuicio de salud.

“Los azúcares con que complementamos nuestra dieta diaria deben ser apenas el 10 por ciento de la energía que obtenemos cada día, sin importar si proviene de jugo de frutas, miel, mermelada, bebidas o comida procesada”, explicó.

Es uno de los detonantes principales de enfermedades mórbidas, como la obesidad, diabetes y problemas cardíacos; sin olvidar que en los niños puede llegar a causar caries. 

“Es innegable que el azúcar es indispensable para el buen funcionamiento del organismo, pero sin abusar y tomar más cuando se tiene determinadas patologías; es altamente recomendable cuando se hace ejercicio físico intenso y de manera constante, porque ayuda a reponer la energía que se refleja en los músculos y activar al cerebro”, dijo la nutrióloga Montaño Luna.

Dijo que más allá de que la azúcar directamente consumida pueda detonar la diabetes, ésta es una enfermedad hereditaria, “por lo que se recomienda hacer ejercicio, y de esta manera no dejar que se almacene en la sangre y a la larga es lo que provoca los problemas de salud”.

La especialista recomendó consumir menos azúcar en el café e infusiones (tés), eliminar los productos “bajos en grasas” por porciones más pequeñas de la versión normal. 

No consumir los productos que dicen no tener azúcar, porque la sustituyen por edulcorantes que no quitan la “necesidad” de tomar dulce y envían mensajes al cerebro que a la larga pueden detonar en una sobre-alimentación.

“Además se deben consumir alimentos con mucha proteína, pescado, pollo, pavo, porque se digieren más despacio y ayudan a controlar la adicción al azúcar; consumir menos pan o las pastas; limitar los refrescos y alcohol, sustituirlos por zumos de frutas naturales o infusiones; comer fruta, frutos secos o yogur entre comidas, porque sí ayuda a mantener los niveles de azúcar y la energía”, concluyó.