Piden investigar caza de Jaguarundi en Huauchinango.

Huauchinango, Pue.- Grupos animalistas de la Sierra Norte, pidieron a las autoridades se investigue la caza de un ejemplar de jaguarundi, que la semana anterior fue encontrado en un área natural protegida del municipio.

El jaguarundi, conocido en la región como puma negro, gato moro o leoncillo, es un pequeño gato salvaje pariente del puma, cuyo hábitat está siendo destruido de forma imperceptible por la tala inmoderada y cacería furtiva en esta región.

De acuerdo con los hechos el animal fue hallado muerto en la zona limítrofe de Xopanapa y Teopancingo, cerca de las faldas del cerro de Zempoala con heridas de bala y con rastros de mordidas de perro.

Todo indica que fue asesinado por algún cazador originario de región, que al percatarse de que es una especie en peligro de extinción optó por tirarlo en un monte cercano.

Por ello las asociaciones en defensa de los animales califican el caso como inaceptable y solicitan la intervención de las autoridades correspondientes, a fin de que dar con el responsable.

De acuerdo con la Procuraduría General del Medio Ambiente (PROFEPA) la caza de una especie en peligro de extinción se considera como un delito tipificado en contra de la biodiversidad.

En el Código Penal Federal (CPF) se describen las conductas y actividades que se consideran delitos, así como las sanciones aplicables por atentar en contra de las especies de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.

 La PROFEPA señala que quienes incurren en actos no permitidos como la caza, pesca y captura de cualquier especie de fauna silvestre, ponen en riesgo la viabilidad biológica de una población silvestre, lo que equivale a una condena uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa.

Cabe señalar que por versión de los habitantes de esa zona, el jaguarundi no es un animal agresivo, por lo regular no se acerca a las casas y huye ante la presencia de los seres humanos.

Los pobladores creen que el felino se acercó la zona habitada debido a que la contingencia sanitaria a generado que la movilidad personas y vehículos disminuya de manera considerable.   

Modificado por última vez en Jueves, 11 Junio 2020 13:16

Deja un comentario