Conmemoran antorchistas michoacanos 28 aniversario luctuoso del biólogo Wenceslao Victoria Soto

Cerca de 300 colonos y campesinos antorchistas provenientes de distintas colonias y comunidades del municipio de Morelia, así como jóvenes estudiantes de la Secundaria Federal 12, se reunieron este sábado, en el panteón “Jardines del Tiempo” y en la Unidad Deportiva “Wenceslao Victoria Soto”, respectivamente, para recordar al luchador social fundador del Movimiento Antorchista en Michoacán, Wenceslao Victoria Soto, a 28 años de su fallecimiento.

Los líderes de la organización social en la capital michoacana, Rodolfo Lemus y Rabí Núñez Medina, encabezaron las ceremonias, donde recordaron junto con los organizados michoacanos la vida del luchador social que impulsó el trabajo del Movimiento Antorchista desde hace 43 años, y, que en un periodo de cinco años, logró la fundación de 16 colonias en la ciudad de Morelia y en sus inmediaciones.

“Nos reunimos en nombre de miles de mexicanos, los cuales, saben perfectamente que tus ideales, desde que partiste, maestro, siguen vigentes, y que el sueño de un mundo mejor es posible, y ahora, más urgente que nunca; en el mundo hay un fantasma llamado pobreza y lacera la vida de millones de mexicanos que ven distribuida la riqueza que producen con sus propias manos cada vez más concentrada en pocas manos, y mientras eso siga ocurriendo, tu memoria y tu lucha seguirán entre nosotros, tus compañeros.” Declaró Rabí Núñez.

Asimismo, el líder social mencionó que todo lo que han logrado en Michoacán es en gran medida fruto de la lucha que encabezó Wences, como le decían de cariño, de la mano de decenas de colonos y campesinos que creyeron en él y en el proyecto de Antorcha para llevar desarrollo y progreso y a cada una de sus calles, localidades, colonias, por lo que no detendrán el rumbo revolucionario que beneficia a la gente más pobre del país.

Núñez Medina indicó que más allá de sentir tristeza por la ausencia física del biólogo Wenceslao, los antorchistas michoacanos y de todo el país honran su vida revolucionaria que siempre, dijo, fue en favor de los más desprotegidos; “si el biólogo estuviera aún entre nosotros físicamente, se sentiría orgulloso porque la semilla que sembró entre muchos pobres ha dado frutos, ayudando también a que creciera esta organización que busca cambiar las condiciones de vida de sus integrantes.” Expresó.

El biólogo Wenceslao Victoria Soto, nació en Milipillas, comunidad perteneciente al municipio Cuatepec de Morelos, en Michoacán, un 28 de septiembre de 1952; a pesar de ser de una familia humilde y con diversos obstáculos, logró terminar su cerrera como biólogo por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo en el periodo 1974-1978. Fallece debido a una operación al corazón mal realizada un sábado 13 de abril de 1991.

Deja un comentario