Faltan:    Para la contienda 2021, infórmate aquí!
Karina Ramirez Karina Ramirez

Auditoría Superior de la Federación en la mira

#Opinión de Dr. Arturo Argente Villarreal

  • La Auditoría Superior de la Federación (ASF) lleva a cabo la fiscalización superior de la cuenta pública, que se encuentra conformada de recursos públicos federales, en su carácter de órgano técnico especializado de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

La ASF puede fiscalizar todas las operaciones que lleven a cabo los tres Poderes de la Unión, los órganos constitucionales autónomos, los estados, municipios y alcaldías de la Ciudad de México, las empresas productivas del Estado. 

La función de este órgano técnico es muy importante para vigilar el uso correcto de los impuestos, y al mismo tiempo, coadyuva con el deber público de transparencia y rendición de cuentas que es indispensable para que la ciudadanía conozca si los impuestos fueron utilizados de manera correcta y responsable. Así se dieron a conocer casos como “la Estafa Maestra” y pudiera salir a la luz los abusos de la antigua administración. 

En febrero2021, la ASF publicó los resultados de las auditorías que lleva en cada ejercicio anual y que son correspondientes al año 2019 y las conclusiones causaron molestia a la actual administración encabezada por la 4T, especialmente en proyectos clave como la cancelación del aeropuerto de Texcoco.  La ASF dio a conocer que el costo real de la cancelación del NAIM Texcoco fue de 331 mil 996 millones de pesos, algo así como 232% más de lo que el gobierno de AMLO estimó. Ante los resultados públicos de este dictamen, AMLO fue cuestionado en la clásica mañanera por el informe del resultado de la fiscalización 2019, y éste respondió: “Están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí; y ojalá y lo hagan ellos, los de la Auditoría Superior de la Federación, porque le están dando mal la información a nuestros adversarios …..”.

Además, el órgano fiscalizador detectó que la dependencia a cargo de la polémica Irma Eréndira Sandoval Ballesteros se resistió al proceso de fiscalización, argumentando la suspensión de labores debido al Covid-19; ocultando información de investigadores, funcionarios y de un líder sindical, entre otras.

Los dictámenes que emite la incómoda ASF sirven para fiscalizar el gasto del dinero público mediante auditorías que se apegan a criterios y metodologías en donde lo político es irrelevante. Estos dictámenes deben de ser recibidos, analizados y aplicados para ser convertidas en políticas públicas o lograr que los recursos públicos sean recuperados para corregir la situación irregular.

Al día siguiente la ASF se retractó y manifestó que dicho monto es menor a lo estimado inicialmente por una deficiencia metodológica.

Sin duda, es necesario que el trabajo de la ASF pueda ser reconocido por la ciudadanía y el gobierno, se necesita de voluntad política para posicionar los temas de trascendencia que vayan surgiendo de la revisión en el manejo de los recursos públicos de este país. Es un grave error calificar a la ASF como enemigo político de la actual administración en tiempos electorales.