Faltan:    Para la contienda 2021, infórmate aquí!
Redacción* Redacción*

Lista de plurinominales, mensaje de que el PRI puede repetir la suerte del 2018

.Letras de Juan Gabriel 

  • Propietarios y suplentes, delmacistas leales; todo está medido y controlado.
  • Los números que aseguran diputación a Del Moral, Rescala, Evelyn e Izquierdo.
  • PVEM de tener cautela con encuestas; votan por candidatos, no por el logotipo.
  • Hoy sesiona el INE, pero es latente que no designen a la presidenta del IEEM.

POR JUAN GABRIEL GONZÁLEZ CRUZ

El mensaje de la ya conocida lista de candidatos a diputados locales plurinominales del PRI, que por cierto se inscribe hoy ante el Instituto Electoral del Estado de México, es que el tricolor no tiene la certeza de recuperarse de la derrota del 2018.

A diferencia de otros comicios, esta vez en el Partido Revolucionario Institucional no se atreven a presupuestar triunfos seguros ni contundentes. Lo único que saben –porque así se lo dicen todas las encuestas- es que el tricolor es el partido con el mayor porcentaje de negativos, es decir, la plataforma por la que menos votaría la mayoría de los mexicanos y mexiquenses.

Por eso, los resquicios que ofrece la benévola democracia tienen que ser aprovechados para “ganar aun perdiendo”.

No hay duda ni discusión de que el listado de candidatos plurinominales se hizo en la oficina principal de Lerdo 300, con el claro objetivo de sostener lo que resta del proyecto priista a partir de las confianzas y lealtades.

Todo está medido, controlado y asegurado. Tanto propietarios como suplentes plurinominales son personajes puramente delmacistas. Si Alejandra del Moral (número uno de la lista) o Elías Rescala (número dos) son asignados después de septiembre a otros encargos administrativos, partidistas o de ellos sale el próximo candidato a gobernador del 2023, los suplentes (Isabel Sánchez Olguín, actual secretaria de la Mujer y Gerardo Monroy Serrano, actual secretario de Educación) deberán asumir los cargos en el Congreso local.

Lo mismo pasará con los siguientes dos nominados de la lista “pluri”: Evelyn Osornio (número 3) y Jesús Izquierdo (número 4), sus suplentes son Iveth Bernal Casique y Miguel Ángel Torres Cabello, actual director del DIFEM)

Y es que los primeros cuatro de esta lista de ocho prácticamente tienen asegurado el ingreso a la Legislatura, a pesar de que los escaños de representación proporcional se integran escalonadamente:  uno de lista y un mejor segundo lugar, sucesivamente. Es decir, dependiendo el nivel de votación del PRI y entre menos triunfos distritales de mayoría tenga, son más sus espacios plurinominales gracias al voto duro o cautivo, el cual ha mantenido en 1.8 millones de sufragios en las últimas dos elecciones, aún con el efecto Andrés Manuel López Obrador del 2018.

Sólo hay que ver la bancada del PRI en la actual Legislatura estatal, misma que está integrada por 11 diputados, pero donde sólo uno es de mayoría (el único de los 45 distritos que ganó hace tres años fue el X de Valle de Bravo), los otros 10 congresistas del tricolor son de representación proporcional (los de lista y los de segunda minoría).

En síntesis, aun repitiendo el catastrófico resultado del 2018, el PRI puede colocar a por lo menos los primeros cuatro candidatos de lista, los plurinominales, los privilegiados, los protegidos, los que tendrán fuero.

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Un árbol no es todo el bosque…

El Verde Ecologista debe ser más cauteloso a la hora de interpretar las encuestas que, por un lado, le dan la certeza de mantener el registro como partido político nacional y local, pero por otro, aunque logrará algunas alcaldías, no le aseguran triunfo distrital alguno en el Estado de México. La razón es simple: el electorado no vota por el partido ambientalista, vota por los candidatos. Para esta adición electoral el partido del Tucán se ha armado hasta los dientes con experimentadas figuras, especialmente ex priistas y ex panistas, que le llevarán votos a las urnas. Rafael Osornio y Dora Elena Real Salinas en la zona norte; Caritina Saenz, Ernesto Monroy y Adolfo Solis en el Valle de Toluca; o los ex panistas José Luis Durán y Gonzalo Alarcón en el Valle de México. Por cierto, en Jilotepec el Verde tendrá como candidato a la alcaldía a Carlos Alberto López Imm, quien fue secretario particular de la ex presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu. En contraparte el PVEM trae un desajuste en Toluca, donde no pudo conseguir un candidato de peso y optará por lanzar a José Luis Velasco Lino, quien por cierto sigue apareciendo en las listas de Movimiento Ciudadano como candidato a Diputado federal por el Distrito 34.

El acuerdo es que hay un desacuerdo…

Aunque todo está programado para que el mediodía del viernes se desarrolle la sesión del INE, en cuya orden se contempla la designación de la nueva presidenta del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) y donde las dos finalistas son Ana Vanessa González Diester y Gloria Morales Blas, lo cierto es que hasta la noche de este jueves no había acuerdos ni votos suficientes entre los consejeros nacionales, recordando que quien sea ungida debe contar con ocho votos a favor de los 10 integrantes del Consejo General. Tal y como se adelantó en este espacio el miércoles pasado, todo parece indicar que el Consejo General del INE puede declarar desierta la contienda, con el argumento de las bajas calificaciones que presentaron las aspirantes y -por ende- la falta de experiencia de las pretendientes al cargo. De abortar el nombramiento, un grupo de consejeros del Instituto Nacional Electoral ya tiene lista una nueva convocatoria de mayor amplitud, es decir, que pudieran dar oportunidad a hombres y mujeres en la repetida contienda por el Instituto Electoral local. Si se declara desierto el cargo, también se propondrá que la unción del próximo presidente del IEEM sea en septiembre.