Faltan:    Para la contienda 2021, infórmate aquí!
Karina Ramirez Karina Ramirez

Celebra 40 Aniversario ISCEEM con la participo la doctora Paloma Valdivia Vizarreta

#ISCEEM

  • La tecnología llegó a colonizarnos hasta nuestras casas.

“Muchas veces cuando hablamos de competencias digitales, se cree que es saber utilizar el último programa que salió, el más novedoso, pero no, ya que desde hace muchos años existen herramientas de accesibilidad dentro de los programas que tenemos instalados en nuestros ordenadores y que no sabemos utilizarlos porque no les hemos dado importancia. Y ahora por la pandemia hemos tenido que utilizar la tecnología con las posibilidades para hacer mejor la docencia, reinventándonos para que la enseñanza sea accesible y no genere una barrera para nadie”, así se expresó la doctora Paloma Valdivia Vizarreta, con el tema “Educación Post pandemia, nuevos escenarios y retos pendientes”.

Dentro del marco del 40 Aniversario del Instituto Superior de Ciencias de la Educación (ISCEEM), fue el propio director general doctor Eduardo Blanco Rodríguez, quien, a través de un enlace a través de una plataforma digital, le dio la bienvenida a la conferencista y al numeroso grupo de docentes, investigadores y público en general, que acudieron a la cita virtual, interesados por este novedoso tema, que es de gran interés para la educación mundial.

La doctora Valdivia quien es profesora-investigadora de la Universitat Autónoma de Barcelona, es licenciada en Educación Primaria, Master de Gestión y Planificación Educativa y Doctora en Ciencias de la Educación. Además, es miembro del grupo GIPE-GAPEF y responsable de comunicación de la Sociedad Iberoamericana de Pedagogía Social. Sus líneas de interés están relacionadas con tecnología, educación y sociedad. Sobretodo tecnologías para la innovación social, eLearning, creación y evaluación de plataformas de educación, Moodle, MOOC, aplicaciones para móviles. Así como indicadores para la sostenibilidad de proyectos socioeducativos, análisis de redes comunitarias, metodologías TIC del profesorado universitario y animación a la lectura.

En su intervención mencionó que los profesores deben saber planificar y prepararse para situaciones como la pandemia e indicó: “a partir del 13 de marzo de 2020, ya no fuimos a clases y estas serían virtuales, con la finalidad de salvaguardar la educación, y a pesar de no tener una planificación, como en escuelas diseñadas para que sean a distancia, los que teníamos clases presenciales fue una emergencia, con nuestros recursos, nuestras posibilidades, no solo intelectuales, sino también tecnológicas y pasar a una enseñanza remota de emergencia, dejando el confort de las aulas y un trabajo planificado, a un lugar desconocido”.

La conferencista transmitió imágenes, que han circulado en redes sociales, donde se muestra a profesores dando clase de formas increíbles y señalo: “en todos esos casos se ha utilizado la tecnología, pero sobretodo me ha permitido ver hasta dónde nos hemos esforzamos por enseñar y cumplir con nuestra labor cada día”.

Después de presentar estadísticas descriptivas sobre las percepciones de los estudiantes a las dificultades vividas durante el aprendizaje a distancia y las oportunidades, destacó que en los resultados dentro de los puntos más sobresalientes fue que han sentido una sobrecarga de trabajo, así como la preferencia por los cursos presenciales, pero reconocen el haber continuado aprendiendo y el ahorro del tiempo en desplazamientos.

Sobre el sistema emergente, apuntó que los desafíos asumidos son el salvaguardar la educación, el esfuerzo por digitalizarse, adaptarse y ser flexibles, aprender del pasado y hacer comunidad (apoyo entre todos a la distancia), estableciendo entornos de aprendizaje seguros y propicios. Y al cuestionar a maestros sobre el nuevo modo de enseñar consideraron que no ha sido tan difícil como esperaban.

Puntualizó que lo fundamental es preocuparse como hacer mejor la docencia, apoyados con la tecnología, que se ha dado la resiliencia y adaptación, que no debería de ser ya que los maestros deberían de contar con un mayor soporte tecnológico, apoyos y seguimiento, no solo educativo, sino también por el bienestar de las personas, pero se ha visto como quienes se dedican a la docencia se han esforzado en enseñar de todas las formas posibles. 

El cambio por la pandemia dijo, ha dado la conjunción de la pedagogía, más la metodología y la tecnología, donde se ha observado la brecha digital, la falta de conectividad, las diferencias en las competencias digitales (estudiantes, profesores, directivos, autoridades, que tampoco estaban preparados para esta situación), la seguridad digital o privacidad (no podemos saber hasta dónde van nuestros datos, nuestra imagen o material educativo), la accesibilidad (como salvaguardar que nadie se quede atrás) y el teletrabajo (con la conciliación familiar).

Abordo también sobre la importancia de la formación docente a lo largo de la vida a través de las LLL life long learning (el aprendizaje permanente) acelerando la digitalización de la sociedad moviendo el trabajo y la educación a un entorno virtual adaptándose y encontrando plataformas que mejor funcionen, teniendo un impacto permanente, con toda una generación de profesores que tuvieron que profundizar en su relación con la tecnología y la formación profesional permanente a través de los MOOCs (es el acrónimo en inglés de Massive Online Open Courses o Cursos online masivos y abiertos).

Habló de que la tecnología vino a colonizarnos en nuestras propias casas, ya que muchos a pesar de que las teníamos, ni las sabíamos utilizar o no nos interesaba utilizarlas, reconoció que es importante conocer más sobre tecnología, sobretodo como docentes para tener una mirada crítica, para saber que ofrecerles a los niños y jóvenes, quienes saben manejan muy bien los dispositivos. Pero sobre todo para diversificar los formatos de contenidos, para no caer en la monotonía y avanzar hacia la inclusión.

Asimismo, apuntó: “es de suma importancia las competencias blandas, que es la salud mental de todo el claustro, en donde se den las diferentes formas de gestionar el aula para garantizar la continuidad del aprendizaje, el brindar a los alumnos apoyo socio emocional y desarrollar la resiliencia, adaptar estrategias educativas para abordar las brechas de aprendizaje, las nuevas formas de colaborar entre colegas y comunicarse y organizarse con las familias).

Y para finalizar habló de los desafíos pendientes desde el punto de vista profesionalizado, sobre el continuar con la formación de profesores en competencia digitales y métodos de enseñanza innovadores; el rediseño de cursos; con un presente y futuro híbridos; y que en el escenario por venir los educadores deben tener competencias incorporadas de manera trasversal y autoformación continua en su programa educativo. Así como las metodologías docentes presenciales y las medidas de seguridad, la gestión de la privacidad de profesorado y alumnado, la adaptación de la evaluación y la gestión del plagio, la sostenibilidad en la creación de materiales docentes, el uso de herramientas externas y la flexibilidad de clases.

Para concluir se llevó a cabo una sesión de preguntas y respuestas, dentro de las cuales se pudo constatar el gran interés que los docentes mostraron por el tema disertado por la doctora Valdivia.