Faltan:    Para la contienda 2021, infórmate aquí!
Karina Ramirez Karina Ramirez

Prevén ajustes en el precio de la tortilla, ante acaparamiento del maíz por Segalmex

#PrecioTortilla

  • Pese al compromiso de Segalmex de ofertar 400 mil toneladas de maíz a la industria de la masa y la tortilla, la dependencia estatal reviró y, en su lugar, mantiene almacenado en bodegas el grano.

El Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana y la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas (CNIPMT) advirtieron que, en las próximas semanas, podría seguir aumentando el precio del kilogramo de la masa y la tortilla en el país, debido a que las grandes comercializadoras continúan acaparando el maíz, como sucede desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, mientras que Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) ha incumplido con su compromiso de vender directamente el grano a los productores, por lo que se vuelve imposible sostener el precio de este alimento básico.

Los presidentes del Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana, Sergio Jarquín Muñoz, y de la CNIPMT, Rubén Montalvo Morales, lamentaron que, a pesar de que los productores de la masa y la tortilla han sostenido reuniones con Segalmex y las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y de Economía por más de un año, hasta ahora, ninguna de las dependencias federales ha cumplido con sus compromisos con el sector y, por el contrario, el costo de los insumos que se requieren para elaborar este alimento ha ido incrementándose hasta en 40 por ciento.

Indicaron que dichos aumentos registrados en las toneladas de maíz y harina, así como en el litro de gas y gasolinas, entre otros, propició un primer aumento en el costo del kilogramo de tortilla en el primer trimestre del año; sin embargo, éste podría seguir incrementándose si no existe la intervención del Gobierno de México, toda vez que se sigue acaparando el maíz por las grandes comercializadoras y, por el otro lado, no se estabilizan los precios por tonelada, al tiempo en que Segalmex tiene resguardadas cientos de toneladas en bodegas, sin justificación alguna.

“Al inicio de este año, el director general de Segalmex, Ignacio Ovalle, se comprometió, frente a los secretarios Víctor Manuel Villalobos y Tatiana Clouthier, que podrían vendernos por lo menos 400 mil toneladas de remanente de maíz a finales de marzo o principios de abril, pero días después se desdijo, asegurando que ya no tenían grano para nosotros”, comentaron.

Sin embargo, la industria de la masa y la tortilla aseveró que, en días recientes, han descubierto que, en algunas bodegas de estados como Guerrero, la Segalmex tiene retenidas toneladas de maíz, sin razón aparente, lo que representa un desperdicio que afecta el bolsillo del consumidor final.

“En las bodegas de Segalmex existe maíz echándose a perder, mismo que resolvería de fondo este problema, pero no se nos permite el acceso a él, con el argumento de que es para consumo de Diconsa, pero, en la actualidad, el grano disponible en el mercado se encuentra en grandes comercializadoras, quienes lo adquirieron a un costo muy bajo, el precio que se nos da es especulativo”, mencionó Rubén Montalvo.

Los líderes de la industria tortillera resaltaron que si Segalmex ofrece el maíz al sector al precio en el que se le compra a los agricultores y se apoyan las compras consolidas de maíz y harina, el precio de la tortilla se podría estabilizar para el consumidor final.

Por su parte, Sergio Jarquín recordó que, en abril de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió con la industria a revisar el tema y, derivado de ese acuerdo, comenzaron las mesas de diálogo entre las dependencias del gobierno federal; no obstante, éstas han incumplido su palabra desde entonces, por lo que pidieron al mandatario mexicano intervenir nuevamente para que las secretarías se pongan a trabajar y se realice un plan emergente en beneficio de la población.

“Ante el desinterés del gobierno federal, hemos estado enfrentando ajustes en el costo de producción y, de no intervenir directamente el presidente Andrés Manuel López Obrador, el precio del kilogramo de tortilla seguirá al alza, pues enfrentamos incrementos históricos que los que integramos esta industria, ya no podremos soportar más”, manifestó Rubén Montalvo.

Ambos coincidieron en que, previo al ajuste que se realizó en el precio del kilogramo de la tortilla este año, el cual fue menor al 15 por ciento, la industria soportó casi seis años con el mismo costo, pese a que el maíz se elevó por arriba del 30 por ciento, a lo que debe sumarse el incremento que han presentado el resto de los insumos que se requieren para su elaboración.

Asimismo, los industriales de la tortilla han denunciado públicamente y han solicitado en varias ocasiones a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que realice inspecciones en el sector, ante la competencia desleal que enfrentan quienes se dedican a este gremio, con la apertura de tortillerías informales, ilegales o clandestinas, algunas relacionadas con pseudopolíticos, quienes ofertan el kilogramo de este alimento hasta en siete pesos promedio; costo que está muy por debajo del valor real de producción y qué pone en duda cómo pueden ofrecerlo de esta manera sin recurrir a prácticas ilegales, y en las cuales la dependencia federal no ha intervenido.

Ante ello, los productores de la tortilla reiteraron su compromiso con la alimentación de las familias mexicanas, especialmente, de aquellas que pertenecen a los grupos vulnerables y quienes ven en este alimento una forma de mantener nutridos a sus integrantes, a un bajo costo; sin embargo, aunque el sector está comprometido a ser el último en bajar sus cortinas por la crisis económica actual, no existen condiciones para seguir operando bajo el mismo esquema y precio que se tenía antes, pues son alrededor de 111 mil tortillerías afectadas por estas condiciones en el país, las cuales generan poco más de 300 mil empleos directos.