Alondra Cortés Alondra Cortés

Moderar uso de Dispositivos Electrónicos en este regreso a clases evita problemas de salud

#IMSS 

  • Su abuso podría afectar considerablemente la salud visual, auditiva, mental y orgánica.
  • Es necesario tomar descansos regulares, ejercitar la vista, utilizar lentes de protección y mejorar la alimentación.

A unas semanas de que niñas, niños y jóvenes regresaron a clases tanto presenciales como en línea, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Estado de México Oriente recomienda utilizar dispositivos electrónicos con moderación, ya que su uso indiscriminado puede ocasionar problemas de salud.

Las niñas, niños y jóvenes que requieren para sus estudios tabletas, celulares inteligentes, laptops y todo tipo de dispositivos electrónicos deben usarlos correctamente porque si exceden su manejo podría afectar su salud visual, auditiva, mental y orgánica.

La médica María Trinidad Sánchez Ramírez, coordinadora auxiliar de Servicios de Prevención de la Salud, afirmó que el uso continuo de audífonos con volumen alto provoca una lesión o trauma acústico, lo cual acelera la pérdida de audición ya que afecta al oído interno y a las células de la transmisión del sonido; por ello, aconsejó escuchar en volumen moderado y evitar tiempos prolongados de mucho ruido.

“Si ya existe un problema de audición se debe recurrir al otorrinolaringólogo o al audiólogo para que realice una audiometría que permita conocer qué tanto oímos y la calidad con la que lo hacemos”, detalló la especialista.

Otro de los problemas de salud que conlleva el abuso constante de los aparatos digitales y electrónicos es el visual; estar expuesto por varias horas ante una pantalla de celular, computadora o videojuego causa afectación a los ojos, primordialmente la lubricación, lo que puede generar infecciones y otros males como disminución de agudeza visual temprana.

Además, el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir dificulta la conciliación del sueño y el descanso nocturno por la luz que emiten, dado que provoca una modificación en la producción de sustancias naturales de la glándula pineal, lo que actúa directamente sobre el sueño alterando el sistema nervioso central.

Por otra parte, comentó Sánchez Ramírez que todos aquellos niños, jóvenes y adultos que viven prácticamente pegados a una computadora, celular o cualquier dispositivo electrónico no cumplen con el horario de sus alimentos, por lo que el cerebro no se concentra en el proceso digestivo y no genera la sensación de hambre, ni de satisfacción.

“Aunado a esto se genera aislamiento, ya que su uso constante puede provocar otro tipo de complicaciones relacionadas a los estados de ánimo como es la depresión y estar mucho tiempo en un solo lugar favorece al sedentarismo, lo que permite ser más propenso al sobrepeso, obesidad, diabetes o hipertensión”, comentó la doctora.

Otra molestia relacionada con las novedades tecnológicas se relaciona con la postura en la que se encuentra el cuerpo, ya que una inadecuada posición puede provocar dolores musculares u otros problemas como daños cervicales.

La especialista recomendó tomar descansos regulares, ejercitar la vista, realizar actividades al aire libre, mantener cierta distancia con relación a la pantalla, así como utilizar lentes de protección y mejorar la alimentación.

Es importante que las niñas, niños, jóvenes y adultos, después de dos horas de uso de aparatos tecnológicos, descansen la vista, se levanten, caminen, estiren sus músculos y hagan otras tareas que no tengan relación con pantallas o dispositivos móviles.