Alondra Cortés Alondra Cortés

México reprueba en el manejo de la pandemia 

 #Opinión por #RaúlMandujanoSerrano en #DESDEELSÓTANO 

Mire Usted, arrancamos el año con no muy buenos augurios, aumentos a la canasta básica, la gasolina, cigarros, en fin, y ahora, en medio de la invasiva cuarta ola del Covid, en México tenemos, desde el día primero del año hasta el 12 de enero, cerca de 100 mil contagios por un Omicron, y entre estos, el del propio presidente que volvió a enfermar de Covid. Y le deseamos pronta recuperación, al menos él tiene a todo un sistema de salud atendiéndolo, los mexicanos, el pueblo, debemos esperar semanas para una cita en el IMSS o el ISSSTE, o madrugar para tener una prueba de Covid, o al menos tener paracetamol y vaporub en el botiquín, como lo receta el doctor a cargo de la salud de México, Jorge Alcocer.  

Y es que, mientras el mundo entero afronta el impacto del Ómicron, y lo hace para prever y no dejar lugar a la sorpresa, el presidente López Obrador alega en sus peroratas mañaneras que “no hay motivos para la preocupación”, de acuerdo con los reportes que le han entregado sus especialistas, vamos, él siempre tendrá otros datos. Pero lo mismo decía aquel 19 de marzo del 2020, cuando el virus se propagaba peligrosamente, y decía que la mejor forma de evitar contagios era “no mentir”. Hoy, debe aislarse por segunda ocasión, igual que muchos políticos del país que han anunciado en sus cuentas que han recaído. 

Mire, días antes de esa declaración, el 4 de marzo, expertos sanitarios en el mundo sugirieron mantener distancia social y usar cubrebocas como medidas de prevención, pero AMLO dijo que no había nada malo en abrazarse, y pidió no dejar de hacerlo. Una semana después, la Organización Mundial de la Salud calificó de pandemia la crisis del COVID, pero al presidente igual no le importó. Una imagen terrible fue que, en medio del punto máximo del virus, alzó en brazos a una niña y la besó ocho veces antes de encajarle tres mordiscos en la mejilla. Caray. 

Pero bueno, tan peligroso es esto que en diciembre tuvimos 745 casos reportados y 13 defunciones. Muy halagador, pero cheque esto, desde la llegada de Omicron, y la 4ta ola de contagios, que, por cierto, la 4ta transformación se niega a reconocer, vamos, en los 12 primeros días del mes, estamos por superar los 100 mil casos nuevos. El semáforo verde, sin duda, es una burla y un riesgo. 

El mundo le ha dado la bienvenida a variantes como Omicrón, Delta, Alfa, Gama y Beta, ahora también otras de nombres “Mu” y flurona. ¿Hay riesgos? Claro que los hay, sobre todo en los jóvenes y en quienes no se vacunan, pero, no aprendemos a escuchar ni ser precavidos. Vivimos ante un mal manejo de la pandemia, con cifras manipuladas y creo que, en materia de salud, con todo y vacunas, este gobierno esta reprobando. Mi twiter @raulmandujano.