Calculan pérdidas de 15 mdp por cierre de zona arqueológica de Tula
Más de un año con el cierre de la zona, afecta a los artesanos.
  • Hidalgo
  • Posted
  • Visto 567 veces

Calculan pérdidas de 15 mdp por cierre de zona arqueológica de Tula

Tula de Allende, Hidalgo.- Las pérdidas por el cierre de la zona arqueológica de Tula desde hace un año, sumaría aproximadamente 15 millones de pesos, estimó el líder del  Movimiento de Afectados de la Zona Arqueológica de Tula (Mazat), Alejandro Barrientos Adolfo.

La pérdida es adicional a las que se generaron para los 29 locatarios de la Plaza de las Artesanías de la calle Zaragoza además de los casi 13 millones que la administración de la zona arqueológica hubiera obtenido por concepto de entradas al complejo arqueológico, si es que se hubiera mantenido la misma tendencia de visitas que se tuvo en los primeros dos meses y medio de 2020 que la zona arqueológica estuvo abierta al público el año pasado.

La primera ocasión que los artesanos manifestaron las afectaciones económicas que les provocó el cierre del complejo ceremonial tolteca a causa de la pandemia de coronavirus fue el 26 de mayo de 2020, cuando, más de 80 artesanos de la 16 de Enero, así como otras localidades efectuaron una marcha de protesta por las principales calles y avenidas de Tula. La movilización culminó con la toma de la alcaldía.

Gobierno del estado de Hidalgo pidió hacer un censo de afectados para poder brindarles la ayuda solicitada, sin embargo, este nunca se concretó; no obstante, en esa oportunidad a los artesanos les otorgaron 45 despensas, a repartir entre 150 personas que acudieron a la toma del palacio de gobierno.

Se estipuló que posteriormente seguiría el reparto alimentario, pero sólo se logró la entrega de otras 50 despensas, que a decir de los integrantes del Mazat apenas les alcanzaron para maltragar una o dos veces.

Días antes de las movilizaciones, el gobierno del estado ofreció que se otorgarían programas productivos a sectores de la sociedad civil para ayudar a todos los sectores a sortear la crisis, sin embargo, Alejandro Barrientos sostuvo que hasta el día de hoy no se les han entregado.

El propio líder del Mazat afirmó que, si las autoridades civiles no los apoyan con lo que comprometieron, al menos los dejen trabajar, pidió que se gestione la apertura de la zona arqueológica de Tula ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que ya aperturó la mayor parte de las zonas arqueológicas del centro del país y del área maya.

Exigió que la dependencia dé una explicación sobre los criterios por los cuáles se han autorizado las reaperturas de algunos centros ceremoniales sí y otros no. Lo anterior porque dijo, las pérdidas económicas continúan y cada vez son mayores.

Por Daniel Martínez Martínez