Denuncia activista social amenazas verbales de alcalde de Singuilucan
Los hechos ocurren en el municipio de Singuilucan.
  • Hidalgo
  • Posted
  • Visto 672 veces

Denuncia activista social amenazas verbales de alcalde de Singuilucan

Singuilucan, Hidalgo.- Tras recibir amenazas verbales por parte del alcalde de Singulucan, Miguel Taboada Vargas, el dirigente de la organización “Singuilucan Justicia Social”, Mariano Aguilar Meneses, inició proceso para denunciar los hechos ante el Ministerio Público en la región, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

Narró en entrevista para Ultra Noticias Hidalgo que las amenazas se registraron el pasado martes 4 de mayo, luego  de solicitar vía telefónica a la hermana del alcalde, quien funge como titular del Sistema DIF municipal apoyo para atención médica para  un menor de edad.

Aguilar Meneses dijo que la conversación con la funcionaria se tornó ríspida “cuando sólo le pedí que cumpliera con su trabajo, y en este caso se le brindara la atención que requería” el menor de edad.

Por la tarde del mismo martes 4, el dirigente social recibió llamada a su teléfono celular por parte del alcalde Taboada Vargas, recibiendo de este una serie de insultos, así como  amenazas de que sería golpeado “donde quiera que me encuentre”, asegurando además que habló despectivamente del municipio.

Por ello, Aguilar Meneses inició el trámite para denunciar las amenazas e intimidaciones recibidas por parte del alcalde de Singuilucan, y será este miércoles 12 de  mayo cuando inicie el levantamiento del acta de manera formal.

El entrevistado aceptó que tiene un carácter fuerte y que sí se ha dirigido con energía cuando solicita un servicio o se dirige a funcionarios púbicos, pero señalando que jamás les ha faltado al respeto, y mucho menos los ha amenazado.

“Ellos (los funcionarios públicos) están para servirnos, por lo que se les exige que hagan su trabajo”, señaló, al tiempo de enfatizar que continuará con la demanda, así como con su labor como activista y gestor social.

Por Daniel Martínez Martínez