Hablará Arzobispo con párrocos para evitar los eventos religiosos con aglomeraciones
Imagen ilustrativa.
  • Hidalgo
  • Posted
  • Visto 362 veces

Hablará Arzobispo con párrocos para evitar los eventos religiosos con aglomeraciones

Valle de Tulancingo, Hidalgo.- Las medidas sanitarias para la prevención de contagios por coronavirus (Covid 19), deberán ser acatadas por los párrocos y demás responsables de parroquias de la Arquidiócesis de Tulancingo, en especial lo respectivo a evitar aglomeración de personas, como particularmente ha ocurrido en días recientes en comunidades del municipio de Acaxochitlán, así como en Santa Ana Hueytlalpan, comunidad de Tulancingo.

La coordinación de comunicación social de la Provincia Eclesiástica señaló que hace dos semanas se envió un comunicado a los responsables de las parroquias señalando las medidas biosanitarias para evitar propagación de contagios por virus SARS-CoV2, ante la tercera ola que actualmente se registra en el país.

Entre las medidas, se retoma la celebración de actividades religiosas, limitando la cantidad de feligreses al 30 por ciento del aforo  máximo de los templos, uso de cubrebocas, así como uso de gel antibacterial al ingresar, además que en el documento se enfatizó evitar la aglomeración de personas durante celebraciones religiosas.

Además, como ya lo han establecido autoridades  federales y estatales, se solicitó a los ministros religiosos no llevar a cabo peregrinaciones, que también puede implicar aglomeración de personas.

Sin embargo, en las localidades citadas se han registrado dichas aglomeraciones, las cuales han sido incluso dadas a conocer a través de las redes sociales.

Al respecto, la misma coordinación de comunicación social de la Arquidiócesis de Tulancingo señala que Monseñor Domingo Díaz Martínez conoce sobre estas situaciones, y ya ha platicado con los sacerdotes a cargo de las parroquias donde se han registrado las  situaciones descritas, acatar las medidas biosanitarias.

Hasta el momento, no se conoce de sanciones aplicadas o por aplicarse a los párrocos que permitieron la presencia incluso  masiva de personas durante los eventos religiosos recientes en la región.

Por Daniel Martínez Martínez