Xicotepec y cuatro ciénegas refrendan hermanamiento en torno a Venustiano Carranza.

Xicotepec de Juárez, Pue. - En el marco del 102 Aniversario Luctuoso de don Venustiano Carranza Garza, los Ayuntamientos de Xicotepec y Cuatro Ciénegas, Coahuila, realizaron de manera conjunta una sesión extraordinaria de cabildo para refrendar el hermanamiento entre ambos pueblos, encabezados por la presidenta Municipal Lupita Vargas y el alcalde Manuel Humberto Villarreal Cortez.

En su mensaje, la edil Lupita Vargas destacó que el Magnicidio de Carranza, ocurrido el 21 de mayo de 1920 en la junta auxiliar de Tlaxcalantongo, significó un evento transcendental en la historia nacional y dio pauta para que estos municipios, aun distanciados entre sí, encuentren similitudes y hoy se reconozcan como familia.

“En Cuatro Ciénegas nació el hombre, en Xicotepec surgió su legado. Esta es la principal razón por la que queremos ratificar la unidad, colaboración y acompañamiento permanentes entre nuestros pueblos”, aseguró.

En ese sentido, invitó a su homólogo de Cuatro Ciénegas a trabajar arduamente en la conservación y difusión de la máxima herencia de don Venustiano Carranza: el ideal de un país justo; igualitario, cimentado en valores y principios que permitan un desarrollo parejo para todas y todos los mexicanos.

 “Hoy más que nunca nos sentimos orgullosos de afianzar esta comunión, vayamos a la par hacia el futuro, apuntalando el presente y sin olvidar el pasado para que el camino abierto por Carranza nos conduzca a una nación próspera y digna para todas sus hijas e hijos”, concluyó.

Cabe señalar que, como parte de su primer día de estancia en Xicotepec, el alcalde Humberto Villarreal e integrantes de su honorable cabildo, recorrieron la Ruta del Café Aristóteles en la Finca Los Pinos para conocer todo sobre la producción del café xicotepequense, catalogado como uno de los mejores de Puebla.

Posteriormente, realizaron una visita guiada al Museo Casa Carranza para admirar la historia que guarda este recinto acerca de la obra y los últimos días de don Venustiano a su paso por la región y la antes conocida como Villa Juárez.

 Al ratificar el hermanamiento entre Xicotepec y Cuatro Ciénegas, se consolida un momento crucial para la historia de los dos pueblos que reafirman alianzas para abonar a la construcción del México anhelado por el jefe constitucionalista.