El gobierno del estado no tolerará abusos policiacos, reitera Luis Miguel Barbosa.

Puebla, Pue. - El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta advirtió que, independientemente de cómo hayan sucedido la trifulca entre policías de Huauchinango y un grupo de pobladores, no se puede permitir que haya abuso policial, por lo que será la Fiscalía General del Estado (FGE) la que finque o deslinde responsabilidades.

En rueda de prensa, el mandatario poblano manifestó que, si se comprueban que las personas que fueron sometidas por los elementos municipales pertenecen a algún grupo delictivo, como se ha especulado, serán las autoridades las que procedan al respecto.

Aseveró que, en un retén, los elementos de la fuerza pública en cualquier corporación no pueden partir del supuesto de que una persona sometida a revisión forma parte de actividades delictivas.

Señalo que espera que la fiscalía opere con imparcialidad, “no se pueden cerrar a las investigaciones que se han señalado, pues se deja de lado la objetividad en el desempeño del servicio público, en el cual también se incluye a los cuerpos de seguridad pública”, aseveró.

En esa lógica, manifestó que a diario recibe información, imágenes y videos del actuar de los elementos de seguridad, los cuales son revisados no para frenar o debilitar su actuación, sino para comprobar que su labor es apegada a la ley.

“No voy a permitir ningún tipo de abuso policial, esta brutalidad policial como la que se dio, porque solo por suponer que quienes están siendo revisados forman parte de actividades ilícitas es dejar a un lado la objetividad del caso”, remató.