La muerte materna, una de las principales causas de defunciones en la población femenina.

Huauchinango, Pue. – La muerte de una mujer embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo se define como la muerte materna, existen dos tipos de decesos de este tipo la directa que se produce por complicaciones en la gestación, parto o su cuidado y la indirecta que se presenta en pacientes con problemas de salud preexistente o reciente aparición.

La Doctora Rita Delgadillo Sánchez, explicó que las principales causas de muerte son; las hemorragias grandes (derivadas del parto), infecciones que surgen después del nacimiento e hipertensión gestacional, que es preeclamsia un padecimiento que se identifica después de la segunda mitad del embarazo, durante el parto y puerperio, ocasiona hipertensión, convulsiones o derrame cerebral, además, es la causa principal de este tipo de muerte en la mujer.

Resalto que, un parto obstruido, puede producir que las pelvis maternas impidan la correcta salida del feto, también expreso que los abortos peligrosos se definen como el suceso que se da en condiciones sanitarias no adecuadas y son el quince por ciento de estas muertes.

Expresó que, las señales de peligro durante el embarazo son; dolor de cabeza severo, zumbidos constantes, hinchazón de rostro o extremidades del cuerpo, salida de líquidos o sangrados vaginales, vista borrosa, fiebre, dolor en la boca del estómago, dolor o ardor al orinar.

Finalizó diciendo que, para prevenir se debe consumir sus tres comidas al día y dos colaciones balanceadas, tomar una vitamina prenatal de manera diaria, caminar a un ritmo moderado de entre 15 a 20 minutos, descansar de manera adecuada, utilizar calzado cómodo, beber muchos líquidos, evitar la cafeína, bebidas alcohólicas, fumar y exponerse al humo.

Cabe decir que es importante que acudan a consultas con su doctor de confianza y de preferencia a su centro de salud, para que se lleve un control adecuado y no se utilicen medicamentos de venta libre o remedios caseros que pondrían en riesgo la salud del bebe y la madre.